Logo_Blanco

Diferencias entre Domótica e Internet de las Cosas (IoT)

Fondo cabecera control avanzado
Se ha creado una cierta confusión entre los consumidores en relación a lo que es domótica in house y las “apps” o “gadgets” que se usan para ejecutar acciones automatizadas dentro del hogar. El hecho de poder manejar ciertos aspectos de una vivienda desde un teléfono inteligente no significa que tengamos un hogar inteligente y automatizado con la seguridad necesaria.
Compartir el artículo
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Índice de contenido

Nos estamos moviendo rápidamente hacia una era posmoderna y para alguien que no esté familiarizado con los dispositivos electrónicos y su funcionamiento, la diferencia entre automatización y control remoto puede ser un poco confusa. Lo mismo si hablamos de domótica e IoT, Internet of Things.

La automatización de viviendas cuenta con una larga historia que comenzó a principios del siglo pasado y no ha dejado de crecer hasta llegar a nuestros días.

Hasta la década de 1900 prácticamente todas las tareas de limpieza, reparación y cocina tenían que hacerse a mano. A medida que los hogares se fueron conectando a la electricidad, muchas compañías comenzaron a ofrecer en el mercado máquinas que ahorraban trabajo y mano de obra. Así, empezaron a verse calentadores de agua, máquinas de coser, refrigeradores, lavavajillas, secadoras de ropa y especialmente lavadoras.

Con la nueva tecnología del siglo XX, los hogares se fueron automatizando poco a poco con electrodomésticos operados automáticamente a través de temporizadores, sensores y, en última instancia, computadoras.

A menudo, los términos “inteligente”, “conectado” y “automatizado” se usan indistintamente cuando se trata de conexiones domóticas y dispositivos de Internet de las Cosas (IOT) para el hogar, así como los asistentes virtuales tipo Alexa o Siri, y esto nos puede llevar a confusión.

Aunque parezcan los mismo, la domótica in house no es lo mismo que IoT.

¿En qué consiste la Domótica?

La domótica hace referencia a sistemas avanzados que potencian la automatización de funciones domésticas programadas desde una central dentro de la vivienda y controladas desde un dispositivo interno de la casa con una extensión a un Smartphone.

Con la domótica in house podemos controlar diversas partes de un inmueble con gran eficacia y privacidad. Nos permite tener una instalación propia en casa conectada a nuestro smartphone sin intermediarios.

Uno de los protocolos más comúnmente usados en la instalación domótica es KNX.

¿Qué es el Internet de las Cosas?

Internet de las Cosas o IoT trata de extender Internet más allá de los ordenadores y los teléfonos inteligentes a una amplia gama de aparatos como electrodomésticos, procesos y entornos. Internet de las Cosas consiste en la conexión de cualquier aparato de una vivienda con otro de su alrededor a través de internet.

Cuando algo está conectado a internet significa que puede enviar o recibir información. Esta capacidad de enviar y/o recibir información hace que las cosas sean inteligentes. Google, Apple o Amazon son algunos de los proveedores que han desarrollado asistentes de voz para impulsar los hogares conectados a través de Internet de las Cosas.

Diferencias principales entre Domótica e Internet de las Cosas

Al hablar de domótica in house nos referimos a un sistema o circuito interno dentro de una vivienda o inmueble basado en una instalación con cableado propio a la cual se le pueden conectar diferentes dispositivos. Estos dispositivos podrán estar a su vez conectados entre ellos hablando el mismo lenguaje, o no, para realizar diferentes funciones. Y no tienen porqué ser dependientes de internet.

Esta red o circuito interno dentro de la vivienda se realiza a través de los sistemas domóticos como el standar KNX y se puede integrar con IoT de manera individual. Esto se hará a través de pasarelas “get a way”.

Por otro lado, Internet de las Cosas, depende de un servidor externo de internet, de su velocidad y de su capacidad de funcionamiento. Si se cae internet, también se cae IoT. Además, resulta más difícil comunicar dispositivos entre sí porque no hablan el mismo lenguaje.

Por ejemplo, con IoT se puede controlar una lavadora para que inicie un ciclo de lavado a una hora determinada desde un smartphone, pero no se pueden hacer varias cosas a la vez como bajar una pantalla de cine en casa, encender el proyector y atenuar la luz para empezar a ver una película.

Sin embargo, con la domótica se puede crear una escena que se llame “cine en casa” y que se acondicionen todos los dispositivos a la vez dentro de una sala de cine de nuestra vivienda para comenzar a ver una película. También se podrían crear escenas de exterior que consistieran en bajar las persianas, encender las luces del jardín y conectar el sistema de riego automático.

Con Internet de las Cosas los dispositivos están conectados a una red de internet a través de sensores, microprocesadores y controles que se comunican con las redes para cumplir dos propósitos. Por un lado, intercambia datos a través de la red para permitir el monitoreo y la recopilación de datos. Por otro lado, está diseñado para permitir que algunas de sus funciones sean controladas de forma remota.

IoT es inevitable, ya está muy presente en nuestra vidas y se popularizará con el tiempo. Lo más recomendable a nivel de seguridad es combinarlo con una instalación domótica en casa que refuerce los canales de privacidad.

El hecho de que los dispositivos de casa como los electrodomésticos, sensores, aparatos de música o calefacción estén conectados a internet, significa que los datos se están monitoreando desde fuera de nuestras propiedades, sin saber a dónde llegan ni quién los maneja. En este punto ya perdemos el control de nuestros datos.

A nivel de seguridad, IoT es menos fiable, aunque no por ello tiene que ser inseguro.

Ventajas de la Domótica frente al IoT

Interrelación entre dispositivos

Con la domótica en casa podemos interrelacionar distintos dispositivos para crear escenas tanto dentro como fuera de casa. Por ejemplo: una escena dentro de las habitaciones, en el pasillo y la cocina para despertar con luz y música.

Privacidad

El sistema domótico al funcionar por un circuito interno no tiene que compartir datos con internet. De esta manera, mantenemos mejor la privacidad de lo que está sucediendo en casa.

Seguridad

Es mucho más seguro contar con un circuito privado interno, que con uno conectado constantemente a internet, ya que nos pueden hackear, piratear o robar datos importantes de nuestro hogar con mayor facilidad.

Con esto que acabamos de explicar esperamos despejar muchas dudas si está pensando en incluir servicios de domótica en casa. En Zelec Instalaciones somos conscientes de que muchas personas quieren aumentar la comodidad en casa sin perder privacidad y seguridad. Si necesitan asesoría, les informamos al respecto sin compromiso.

Continúa leyendo más artículos como este
Categorías
Zelec

Empresa integradora de sistemas avanzados de domótica. Instalaciones eléctricas, infraestructura de red, sistemas de seguridad y CCTV.

Soluciones audiovisuales: sonido multiroom y cine en casa.

Mensaje enviado con éxito